Los dentífricos LEBON están hechos en francia y certificados no testados en animales.
No contienen parabenos, triclosán, fluor, colorantes ni sacarina. Contiene estevia rebaudiana.
Los aromas de los dentífricos LEBONE son 100% naturales y provienen de la capital de los perfumes, Grasse, en la provenza francesa.
Los cartones de los embalajes están hechos a partir de fibras de madera fresca procedentes de bosques gestionados de manera sostenible, lo que les ha dado la etiqueta original PETC. Los tubos están hechos de material laminado reciclable.
LEBONE dentífrico demuestra que el lujo es perfectamente compatible con el cuidado de la naturaleza y la sostenibilidad.
LEBONE dentífrico nos trae una colección de dentífricos de alta calidad para los que viven intensamente la cotidianidad, aportando una agradable sensación de pacer en un acto cotidiano aparentemente banal. Vive COOL & BRILLIANT!